Sustentable, inteligente y automática: llega la maquinaria agrícola 4.0

Sustentable, inteligente y automática: llega la maquinaria agrícola 4.0

Si uno se sumerge en la línea del tiempo, antes de la revolución industrial los arados se realizaban con ruedas y vertederas, molinos, trillos, guadañas y la energía era suministrada originariamente por caballos y otros animales domesticados. Luego, con la invención de la energía de vapor aparecieron el motor móvil y más adelante el motor de tracción, pero tenía poca potencia, tan es así que los agricultores comentan que los tractores tenían dos velocidades: "despacio", y "condenadamente despacio". Luego, el gasoil y los motores diésel se convirtieron en la principal fuente de energía para poner los tractores en marcha.

"Tecnomaquinarias"

Los tiempos cambiaron y la maquinaria agrícola no es ajena a la tecnología. La tecnología sobre ruedas no sólo llegó para la gente de la ciudad con los autos eléctricos, sino también para quienes trabajan en el campo con una amplia y variada oferta de maquinarias cada vez más sofisticadas y tecnificadas.

Hoy, su magnitud, sus colores, su silencioso andar y sus características técnicas las convierten en uno de los principales atractivos de las exposiciones del agro, son las "modelos" de las pasarelas rurales y en muchos casos, hacen demostraciones a campo.

La meca

Hace apenas unos días, se realizó la exposición de maquinaria agrícola más importante del mundo en Hannover, Alemania, con el fin de mostrar las últimas tendencias en materia de equipamiento.

Con una mirada panorámica, entre las novedades presentadas se reconocen: el proceso de digitalización abierto en la agricultura y la creación de redes productivas dentro de la cadena de valor, junto con sistemas inteligentes de gestión de datos para optimizar la regulación y el control de los equipos, la logística, la documentación, el aseguramiento de la calidad y la trazabilidad. Conceptos como Cloud Computing y Big Data cobraron protagonismo y abren paso a lo que ya se conoce como Industria 4.0.

Este año, el eje central de las innovaciones mostró un impactante avance de la mecanización agrícola hacia el automatismo de regulación, ayudado con una revolución en el área de sensores de diferentes tipos que capturan datos y permiten a las máquinas gestionarse y regularse de manera autónoma y en tiempo real, entre muchas otras prestaciones que hubiese sido imposible
imaginarse años atrás.